El embate del tiempo…

Fumando...

A veces me pregunto qué será de mi pasado, dónde habrán quedado tantos sueños que ya ni siquiera recuerdo. Vivo en un mundo de imágenes que se desvanecen con el crujir de las hojas secas cada otoño. Me pregunto dónde estás, qué fue de ti.

Cierro los ojos y aún recuerdo el tacto de los abrazos, pero he olvidado el color de tus ojos, el sabor de tus besos y el aroma de tu piel. Mi memoria no resistió, como yo suponía, el embate del tiempo.

Las noches se han vuelto todas iguales, la única diferencia es la luna, ella va y viene a placer. Este cielo, más estrellado sí, pero menos cabalístico, me deja con la cabeza revuelta y llena de mareos.

Volví a los cuentos, he decidido hacer un libro. Pero las preguntas se agolpan en mi garganta y me cuesta insomnio continuar escribiendo.

Kyo se ha ido, pero guardo la esperanza de volver a encontrarnos en alguna otra dimensión. Jamás perderé la ilusión de mi propio cielo gatuno.

Los recuerdos se borran de mi memoria lentamente, así que he decidido atraparlos con fotografías… Fotografiaré la noche, para no olvidar cuando la luna que mirábamos nos devolvía la sonrisa…

Foto y texto: Léth Zwittag.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Dejar un Comentario